Un estudio publicado en la revista Cell Metabolism por parte de Investigadores del Instituto Pasteur en Francia, identifica las características de las diversas subpoblaciones de células CD4, descubriendo un nuevo modo de eliminar las células infectadas por el virus de la inmunodeficiencia humana.

Los tratamientos antirretrovirales utilizados hoy en día están hechos para bloquear la infección del VIH, pero no pueden eliminar el virus del cuerpo.  El virus permanece en reservorios, las células inmunes de los linfocitos T CD4, principales objetivos del VIH, lo que obliga a las personas infectadas a mantener el tratamiento de por vida.

Sin embargo, el virus no infecta a todos los tipos de células CD4, y hasta ahora la razón de esto no era bien conocida. Al identificar las características de las subpoblaciones de CD4, los científicos encontraron que la actividad metabólica de las células y en particular su consumo de glucosa permite que el virus se multiplique.

Cuanto más se diferencian las CD4, más necesitan producir energía para realizar su función. El virus se dirige principalmente a las células con alta actividad metabólica. Para multiplicarse, se apropia de la energía y los productos proporcionados por la célula. Este requisito constituye una debilidad para el virus y podría ser explotado para combatir las células infectadas.

Los científicos lograron bloquear la infección fuera de un organismo, gracias a inhibidores de la actividad metabólica que ya han sido investigados en el estudio del cáncer.

En un comunicado el coordinador del estudio, Asier Saez-Cirion explicó que “hemos observado ‘ex vivo’ que, gracias a ciertos inhibidores metabólicos, el virus ya no puede infectar a las células y la amplificación se detiene en los reservorios de pacientes que reciben tratamiento antirretroviral”.

La próxima fase de la investigación implicará una evoaluación ‘in vivo’ del potencial de estos inhibidores metabólicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here