El canciller Marcelo Ebrard afirmó que hasta ahora, no está previsto por el gobierno de Estados Unidos el cierre de las fronteras, pero aseguró que están preparados para asumir cualquier escenario.

 En conferencia de prensa, negó que esté cerrada alguna de las garitas o puentes con la Unión Americana, aunque el intenso flujo migratorio que en marzo alcanzó poco más de 100 mil migrantes, sobre todo de centroamericanos, hizo más lento el proceso de atención del otro lado de la frontera, ya que el personal es insuficiente para atender tanta demanda.

Ebrard descartó que haya devoluciones masivas de las autoridades estadounidenses de migrantes hacia México pues han sido mínimos los deportados hacia nuestro país, y sostuvo que la política migratoria mexicana no cambiará un ápice y se seguirá otorgando registro humanitario a los migrantes que así lo soliciten.

 Por ende, México se apegará a lo suscrito en el Pacto por una Migración Ordenada, Regular y Segura en Marruecos, bajo la única premisa de respetar las normas mexicanas, de tal manera que cualquier extranjero que no tenga registro será regresado a su país de origen.

El canciller enfatizó que sin registro no se tiene estatus jurídico y eso es lo más precario que le puede suceder a cualquier migrante, destacando que se están dando cambios significativos en la política mexicana, al pasar de una política hiperrestrictiva a una regulatoria, lo que implica retos importantes porque “es como si fueras en pleno vuelo y tienes que cambiar un ala del avión”.

De acuerdo con el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, hasta el momento no se tiene reportado el cierre de algún punto fronterizo, aunque particularmente en Ciudad Juárez se han presentado problemas en 3 cruces de 8, debido a la saturación de demandas de ingreso, por lo que fue canalizado más personal para agilizar la documentación.

El presidente Donald Trump, dijo nuevamente que está preparado para cerrar la frontera sur si es necesario, y precisó que México había aprehendido a miles de personas en días recientes, lo que marcaba una gran diferencia en la situación de la inmigración.

Ratificó su postura durante una reunión con el secretario general de la OTAN, Jen Stoltenber, y expresó que si no se consigue llegar a un acuerdo con el Congreso de EU para detener el flujo de migrantes, la frontera se cerrará al 100%, agregando que “la seguridad es más importante para mí que el comercio”, a propósito de las afectaciones económicas derivadas de un cierre fronterizo .

La amenaza de Trump generó problemas el martes en algunos puntos fronterizos como los Puentes Internacionales de Reynosa, donde un número importante de automovilistas debió esperar horas para cruzar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here