El diario italiano Corriere dela Sera  denuncia que la Iglesia católica volverá a admitir en su seno a Roberto Cavazzana, sacerdote que participó en orgías en una residencia parroquial donde habría tenido encuentros sexuales al menos con 13 amantes, y luego de que cumplió un año de penitencia.

El clérigo, que era párroco de la localidad de Carbonara di Rovolon en Padua, estuvo involucrado en los escándalos sexuales que protagonizó otro religioso, Andrea Contin, enjuiciado luego de que lo denunciara una de sus feligreses por agresión física.

Contin, apartado del sacerdocio, organizaba fiestas descontroladas y en algunas participó Cavazzana, en ese tiempo padre espiritual de la presentadora y modelo de origen argentino Belén Rodríguez.

Luego del escándalo provocado en los medios Cavazzana vivió más de un año en una comunidad religiosa, donde según la diócesis de Padua, experimentó “un proceso de reevaluación personal y de su vocación”.

El obispo de Padua, Claudio Cipolla, anunció el pasado 7 de marzo que Cavazzana pidió perdón “tras un largo periodo de reflexión” sobre “sus errores” y aprovechó la Cuaresma para “hacer un gesto que proviene del Evangelio”:

“Como padre, acepto sus disculpas y su pedido de continuar con el ministerio presbiteral”, agregó Cipolla.

Sin embargo, Cavazzana deberá convivir otro año con otros sacerdotes y como voluntario para ayudar a los necesitados y asistir a encuentros formativos del clero, antes de retornar al ministerio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here