La procuradora general de Brasil, Raquel Dodge, presentó una denuncia ante el Tribunal Supremo Federal contra el presidente Michel Temer por posibles delitos de corrupción.

Apenas el pasado mes de octubre, la Policía Federal informó al Supremo que encontró indicios de que el presidente y otras 10 personas formaban parte de un supuesto esquema para recibir sobornos a cambio de favorecer a determinadas empresas del sector portuario.

La Procuraduría pide que Temer sea condenado por delitos de corrupción pasiva y blanqueo de dinero. esto no es nuevo para el impopular mandatario, señalado como corrupto desde que asumió la presidencia en sustitución de la defenestrada Dilma Rousseff

Los investigadores creen que la empresa Rodrimar, que opera en el puerto de Santos  en el estado de Sao Paulo, pagó sobornos a Temer a través de varias empresas. Las compañías serían Argeplan, Eiland do Brasil, PDA Administração e Participação LTDA y PDA Projeto e Direção Arquitetônica.

Todas estas empresas están ligadas al coronel Joao Baptista Lima Filho, un expolicía militar amigo personal del presidente, y además de Temer, la procuradora denunció a otras 5 personas por corrupción activa y blanqueo de dinero, entre ellas el exasesor especial de la Presidencia de la República Rodrigo Rocha Loures.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here