Israel recuerda hoy el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, y para el ministro de la Diáspora israelí, Naftali Bennett, hay datos que empiezan a resultar preocupantes: hay un aumento de los ataques antisemitas en el mundo.

Bennet expresó lo anterior en una sesión este domingo del Consejo de ministros del estado judío, y dijo que su país tiene que “ayudar a millones de judíos de la diáspora que se ven confrontados cada vez más a crímenes antisemitas”.

El informe anual de su ministerio sobre el antisemitismo en el mundo registra un aumento de casos en Francia y un número récord en Reino Unido, y el documento apunta que un total de 13 judíos fueron asesinados en 2018 en 3 ataques antisemitas, cifra no registrada desde los atentados contra la comunidad judía en Argentina en la década de los 90 del siglo pasado.

Los incidentes antisemitas alcanzaron un récord histórico en Reino Unido, y en Francia aumentaron un 69%, según el informe.

El texto resalta además el cada vez mayor número de actos antisemitas imputados a neonazis o supremacistas blancos, y revela los ataques antisemitas en la calle y en internet, muchos de ellos de “carácter antiisraelí”.

El aumento de estos eventos se produce luego del traslado en 2018 de la embajada estadounidense a Jerusalén y las protestas palestinas en la frontera entre la Franja de Gaza e Israel.

El primer ministro Benjamin Netanyahu denunció el “antisemitismo de la extrema izquierda recubierto por una capa de antisionismo, como Reino Unido e Irlanda recientemente”, y pidió a la comunidad internacional “a luchar contra el despertar del antisemitismo, sobre todo en Europa”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here