Reportes de la agencia Bloomberg indican que el próximo 2 de julio se espera un nuevo eclipse solar que podrá ser apreciado  por completo desde la costa de Nueva Zelanda hasta Chile, a unos 1.000 kilómetros al norte de la isla de Pascua, donde alcanzará su punto máximo.

El director asociado de ciencia de la NASA, Alex Young, apunta que el eclipse durará 4 minutos y 33 segundos,  más largo que  el último ocurrido en 2017, que duró 2 minutos y 40 segundos.

El fenómeno se podrá apreciar desde otras partes de Chile y Argentina, aunque gran parte de Sudamérica también podrá disfrutar de un eclipse parcial, desde Ecuador, Brasil, Uruguay y Paraguay, si el clima lo permite.

Entre los sitios privilegiados para contemplar el espectáculo cósmico, se recomienda  el valle chileno de Elqui y la ciudad de Vicuña, al ser base de cinco observatorios astronómicos gracias a sus condiciones climáticas casi perfectas, con poca humedad y cielos extremadamente claros.

 Quienes no puedan apreciar el fenómeno en esta ocasión, la próxima oportunidad será el 14 de diciembre de 2020.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here