Los gobernadores de Coahuila, Colima, Durango, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas enviaron una carta el presidente Andrés Manuel López Obrador para solicitarle diálogo urgente, franco, real y abierto, pues advirtieron que la pandemia que tiene a México al borde de una de las crisis más profundas, sólo podrá contrarrestarse si es enfrentada por todas las fuerzas del Estado Mexicano.

Le refrendaron que se están ocupando en atender la crisis de salud en sus respectivas entidades, así como en realizar importantes esfuerzos para contener y salir delante de la crisis económica, pero sus recursos son escasos.

Por ello, le solicitaron al presidente un espacio de interlocución urgente, válido y directo en favor de sus estados y de México. Diálogo “para exponer las consideraciones y acciones que, en conjunto, nos permitan encontrar el camino más adecuado para solventar las necesidades de las y los habitantes de nuestros estados”.

Los firmantes Miguel Ángel Riquelme Solís, de Coahuila; José Ignacio Peralta Sánchez, de Colima; José Rosas Aispuro Torres, de Durango; Diego Sinhué Rodríguez Vallejo, de Guanajuato; Enrique Alfaro Ramírez, de Jalisco; Silvano Aureoles Conejo, de Michoacán; Jaime Rodríguez Calderón, de Nuevo León, y Francisco Javier García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas, reiteraron su compromiso de trabajar de forma conjunta en soluciones a los impactos de salud y las graves consecuencias económicas generadas por el coronavirus.

Reunidos como parte de su coordinación, comunicación y estrategia para atender la pandemia por el COVID-19, los 8 gobernadores dieron a conocer además un posicionamiento relacionado con los acuerdos alcanzados en esta ocasión.

Señalaron que las pocas reuniones virtuales con funcionarios federales no han sido útiles porque no están autorizados para tomar decisiones, y sólo han servido para anunciar lineamientos y decisiones unilaterales ya tomadas, lo que evidencia que hoy no existe un mecanismo real de coordinación para atender la epidemia.

Agregaron que la ciudadanía ha sido muchas veces confundida por las múltiples contradicciones e imprecisiones en las que ha incurrido el vocero de la estrategia nacional en salud, y muestra clara  es la implementación equivocada del semáforo nacional, y su diferencia con los indicadores locales.

“La imprecisión y contradicciones de la autoridad federal en salud confundió a la ciudadanía y generó la percepción equivocada de que podían abandonar la cuarentena y salir a la calle partir del 1 de junio”, indicaron.

Consideraron que ello se reflejó en un incremento importante de la movilidad en los estados, hasta en un 30%, e informaron que ante el incumplimiento de la Federación para darles a conocer con anterioridad el semáforo nacional para poder ser revisado y retroalimentado, sus estados seguirán regulándose por semáforos locales en la estrategia regional que han denominado Nueva Convivencia Social.

Para concluir, consideraron urgente que ante las imprecisiones del vocero de la estrategia nacional en salud, sea el Consejo de Salubridad General quien defina los lineamientos federales para la reapertura económica y social.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here