Cifras oficiales publicadas por el Buró Federal de Investigaciones indican que los delitos de odio en Estados Unidos alcanzaron en 2018 su nivel más alto de los últimos 16 años, con un avance notorio en el número de ataques contra latinos o transgénero.

 

Los datos que difunde el FBI provienen de más de 16 mil agencias de seguridad del país y la cifra de denuncias por delitos de odio aumentó de 4 mil 090 en 2017 a 4 mil 571 en 2018, un aumento de casi 12 %.

 

Según los indicadores oficiales, en 2018 se contabilizaron 485 denuncias por delitos de odio contra hispanos y 168 contra personas transgénero, un aumento del 14 % y 41 %, respectivamente, respecto a 2017.

 

Más aún, los ataques contra sijes se triplicaron de 20 a 60, mientras que las agresiones a personas con discapacidad aumentaron 37 %, ascendiendo a 159 casos.

 

Los números que registra el FBI muestran además una disminución de los delitos de odio contra afroamericanos, musulmanes, árabes, y judíos, aunque los expertos señalan que la información de la agencia estadounidense es incompleta y tal vez las cifras reales sean más altas.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here