La Policía de la población inglesa de Cleveland tiene en mente un plan para ofrecer a delincuentes convictos heroína médica financiada por los contribuyentes, con el fin de reducir la tasa de delitos que cometerían estas personas cuando buscan obtener la droga en la calle.

El planteamiento ha generado ya polémica en el reino Unido, y según el periódico ‘Daily Mail’ al menos 15 convictos de la ciudad de Middlesbrough podrán inyectarse el medicamento 3 veces al día en una clínica especial del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido a partir de este mes de octubre.

El proyecto fue aprobado por el Ministerio del Interior británico y los empleados del departamento de salud supervisarán a los adictos mientras se auto-administran la droga.

El plan fue concebido por el jefe de la Policía y Crimen de Cleveland, Barry Coppinger, y el asunto es que su oficina proporcionará casi un tercio del costo anual del programa estimado en más de medio millón de dólares, por lo que los fondos faltantes saldrán de presupuestos de prisiones, libertad condicional y salud pública.

Las estimaciones de la Policía de Cleveland indican que el monto es mucho menor de lo que suponen los daños económicos que causan los adictos a la heroína, cometiendo delitos para conseguir la droga.

Investigaciones previas encontraron que 20 de los adictos más extremos de la ciudad de Middlesbrough habían cometido 351 delitos en 2 años, mayormente robos en tiendas, lo que costó a la sociedad más de 950 mil dólares.

Este plan es el primero de su tipo en el Reino Unido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here