El presidente Andrés Manuel López Obrador informó este lunes que se ha tomado la decisión de que La Isla María deje de ser prisión, cosa que data de la época de Porfirio Díaz, 1905, y que a juicio del mandatario, representa una historia de castigos, de tortura, de represión a lo largo de más de un siglo.

En su conferencia mañanera, el tabasqueño recordó quehHubo en esa isla un tiempo en que se buscó la readaptación mediante el trabajo, la educación, el bienestar, cuando estuvo a cargo de ese penal el general Francisco J. Múgica de 1928 a 1932, pero que, después, ha sido un penal de castigo de las llamadas cuerdas, el envío de presos, violación de derechos humanos.

El último motín se presentó en el 2003, porque se sobre pobló la isla con 8 mil reclusos.

Precisó el jefe del ejecutivo federal que ahora hay 600 presos de baja peligrosidad y que van a liberar a más de 200, porque ya cumplen con lo que establece la ley y otros van a hacer reubicados en penales de cárceles cercanas a sus domicilios.

Dijo que los trabajadores de la isla van también a ser reubicados y la isla se va a convertir en un centro para las artes, la cultura y el conocimiento sobre el medio ambiente, la naturaleza, la flora, la fauna de esa isla, de las otras islas también, que están a su alrededor: la isla Magdalena; Cleofas es uno de los lugares naturales más bellos de México, y va a ser una isla para los jóvenes, campamentos para ir a conocer, desde luego, la historia de cómo esos modelos de castigo deben ir desapareciendo.

López Obrador puntualizó que los seres humanos, aunque algunos piensen distinto, no son malos por naturaleza, son las circunstancias las que llevan a algunos a tomar el camino de las conductas antisociales, y que si tenemos una sociedad mejor no habrá necesidad de cárceles. Más escuelas, menos cárceles.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here