Italia es desde este primero de enero el único país miembro de la Unión Europea que adopta la medida de prohibir la producción y venta de cotonetes de plástico para los oídos.

Desde este martes 1 de enero los fabricantes italianos solo podrán producir y vender bastoncillos en materiales biodegradables y compostables y deberán indicar en la etiqueta las reglas para desechar adecuadamente los restos de algodón.

De esta firma se hace efectiva una ley aprobada por el Gobierno de Paolo Gentiloni en 2017, en el marco de los esfuerzos impulsados de la Unión Europea para terminar con la contaminación de los océanos prohibiendo los plásticos de un solo uso a partir de 2021.

La medida va encaminada a reducir la contaminación de los océanos.

El 1 de enero de 2020 entrará en vigor la segunda parte de la normativa contra la contaminación plástica, relativa a la prohibición de partículas de plástico con un diámetro inferior a 5 milímetros, utilizadosen cosméticos o productos de higiene.

La Unión considera que cubiertos, platos y pajitas de plástico, y también vasos y contenedores de alimentos realizados en poliestireno expandido, representan cerca del 70% de los desechos plásticos que contaminan las aguas y playas del territorio comunitario.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here