La decisión del mandatario norteamericano Donald Trump de prohibir el uso de las apps chinas TikTok y WeChat entra en vigor el domingo 20 de septiembre, reporta hoy el Departamento de Comercio estadounidense, “para salvaguardar la seguridad nacional de Estados Unidos”.

El titular de dicha dependencia, Wilbur Ross, informó que la orden se implementará para “combatir la malintencionada colección de ‘datos personales’ de los ciudadanos estadounidenses por parte de China”. Las personas que utilicen las apps para intercambiar mensajes no serán sujetas a sanciones.

Washington había señalado previamente que el uso y descarga de las apps para comunicarse no sería una transacción prohibida, aunque TikTok podría verse “obstaculizada directa o indirectamente” por la medida.

Expertos de seguridad han manifestado temores de que ByteDance Ltd., lcompañía china propietaria de TikTok, mantenga acceso a la información de los 100 millones de usuarios de la app en Estados Unidos, lo que crearía un riesgo a la seguridad.

De acuerdo con Ross, y a pocas semanas de los comicios presidenciales donde las acciones del presidente se enfilan más a ganar la elección que a otra cosa, la decisión adoptada demuestra una vez más “que el presidente Trump hará todo lo que esté en su poder para garantizar nuestra seguridad nacional y proteger a los estadounidenses de las amenazas del Partido Comunista chino”.

De acuerdo con  el secretario de Comercio norteamericano, “najo la dirección del presidente, hemos tomado medidas significativas para combatir la recopilación maliciosa de datos personales de los ciudadanos estadounidenses por parte de China, mientras que promovemos nuestros valores nacionales, normas basadas en reglas democráticas y la aplicación agresiva de las leyes y regulaciones de Estados Unidos.

Comercio apunta que el Gobierno se reserva el derecho de imponer nuevas prohibiciones contra estas aplicaciones. “Si determina que el comportamiento ilícito de WeChat o TikTok está siendo replicado por otra aplicación de alguna manera fuera del alcance de estas órdenes ejecutivas, el presidente tiene la autoridad para considerar si las órdenes adicionales pueden ser apropiadas para abordar tales actividades”, señala.

Trump firmó una orden prohibitoria contra TikTok y ByteDance el 6 de agosto pasado, argumentando que la plataforma de videos cortos podía facilitar a las autoridades chinas el acceso a datos personales de usuarios estadounidenses. El mandatario fijó el 20 de septiembre como fecha límite para que la prohibición de TikTok se hiciera efectiva en el país, a no ser que fuera adquirida por una compañía estadounidense.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here