El expresidente boliviano, Evo Morales fue dado de alta en la clínica privada donde permanecía internado desde hace 2 semanas después de contagiarse de coronavirus.

Morales afirmó en rueda de prensa se sentía bien, “pero con un poco de tos”, y aprovechó para llamar a la población a cumplir las medidas de prevención para evitar contagios.

Evo permaneció en una clínica privada en la ciudad de Cochabamba al cuidado de “una junta médica del exterior” que no fue identificada, aunque hay quienes aseguran que eran cubanos.

Uno de los médicos que lo acompañaba dijo estar satisfecho por su evolución, al no presentar “serias complicaciones ni daños pulmonares” aunque le recomendó un par de semanas de reposo.

Morales dijo que, “si lo autorizan los médicos”, estaría dispuesto a convertirse en donante de plasma sanguíneo para la recuperación de futuros contagiados

El expresidente boliviano dimitió en noviembre de 2019 tras perder el apoyo de las fuerzas armadas y de obtener un cuestionado triunfo electoral tras 14 años en el poder.

Morales, quien gobernó Bolivia de 2006-2019 dio positivo a covid-19 el pasado 13 de enero.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here