La ONG Amnistía Internacional dijo hoy que ya no considera preso de conciencia al dirigente opositor ruso Alexéi Navalni, preso en su país desde enero pasado, debido a unas declaraciones realizadas por él en el pasado, aunque seguirá exigiendo su liberación inmediata

“Alexéi Navalni no ha cometido ningún delito. Está encarcelado únicamente por sus investigaciones y campañas pacíficas contra la corrupción, su activismo político y sus críticas al gobierno de Putin”, señala Amnistia.

Sin embargo, precisa que algunas de las afirmaciones del político ruso “de las que él no se ha retractado públicamente, rozan la apología del odio”, lo que va en contra de la definición de un “preso de conciencia”.

Aclara que la persecución política que ha sufrido y su actual encarcelamiento hacen que la ONG siga luchando por su libertad, luego de que la Justicia rusa confirmó la semana pasada una condena de cárcel contra Navalny en virtud de la cual tendrá que pasar 2 años y medio en prisión.

Amnistía lo había declarado “preso de conciencia” tras su detención en Rusia el pasado 17 de enero tras el regreso de Alemania, donde se recuperaba de un envenenamiento.

La decisión de Amnistía Internacional ha provocado duras críticas de los aliados de  Navalny, que consideran que la ONG ha cedido a una campaña organizada para difamarlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here