La Junta de Gobernadores del Organización Internacional de Energía atómica, respaldada por la ONU, se reunirá de forma extraordinaria para analizar las violaciones de Irán del acuerdo nuclear de 2015, luego de que Teherán anunciara el inicio de enriquecimiento de uranio al 5% en la planta nuclear subterránea de Fordo.

Con esta decisión, Irán inició la cuarta etapa de su anunciado calendario de progresivo incumplimiento de sus compromisos luego de la salida de estados Unidos del pacto nuclear de 2015 y de la aplicación de sanciones económicas estadounidenses contra el país asiático.

El gobierno iraní anunció que Fordo volverá a estar a “pleno rendimiento”, y criticó a Estados Unidos por salirse del acuerdo nuclear el año pasado y por imponer sanciones a Irán.

La reunión en la sede de la OIEA en la reunión este jueves enfrentará a los representantes de ambos países.

Según Irán, inspectores del Organización han estado verificando el proceso de producción y recolección de uranio enriquecido, lo cual se contradice con lo ocurrido el día que se comunicó la reactivación del enriquecimiento de uranio, cuando autoridades iraníes impidieron que una inspectora del OIEA accediera a la instalación de Natanz.

La Agencia de la Energía Atómica de Irán aseguró por su parte que “la alarma en la puerta de entrada se activó” cuando la inspectora estaba cruzando, por lo que se procedió a revisarla y “se le impidió el ingresó al sitio”.

El caso fue comunicado al OIEA y Teherán solicitó al organismo su cooperación para investigar lo sucedido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here