El gobierno de Estados Unidos reveló que ha decidido invertir otros mil millones de dólares en el proyecto de vacuna contra COVID-19  en el que trabaja la farmacéutica Johnson & Johnson, a cambio de asegurarse al menos 100 millones de dosis si resulta exitosa, para los norteamericanos.

La compañía ya había recibido 456 millones de dólares a través de su filial Janssen el pasado mes de marzo y se asegura que los nuevos recursos permitirán realizar un proyecto demostrativo de fabricación a gran escala de su vacuna experimental.

Si las vacunas son eficaces, entonces Estados Unidos estaría asegurando 100 millones de dosis de las farmacéuticas Johnson & Johnson, Novavax, Pfizer/BioNTech y Sanofi/GSK, a lo que se sumarían 300 millones de dosis de Oxford/AstraZeneca.

Washington también invirtió miles de millones de dólares en la construcción de fábricas de jeringas y frascos necesarios para distribuir la o las futuras vacunas, además de  adquirir casi toda la producción del antiviral remdesivir hasta septiembre, mismo que ha mostrado beneficio para enfermos de COVID-19.

Con esta última inversión, el gobierno estadounidense ya ha aportado al menos 9.400 millones de dólares para proyectos de vacuna, incluidos contratos de suministro firmados con cinco compañías.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here