Luego de una nueva jornada de protestas de varios alemanes por las medidas restrictivas ordenadas por las autoridades para contener la segunda oleada de casos de coronavirus, parece que las decisiones adoptadas van dando sus resultados.

El último reporte por parte de la agencia de control de enfermedades de Alemania difundida este jueves, apunta que aunque la situación generada por el coronavirus en el país sigue siendo grave, pero apunta que hay indicios de que las restricciones están frenando su propagación.

Según el Instituto Robert Koch, el país registró otros 22 mil 609 nuevos casos de Covid-19 en las últimas 24 horas, en tanto que las muertes fueron 251.

De acuerdo con Ute Rexroth, funcionaria integrante del grupo que está al tanto de la respuesta del instituto a la pandemia, este dato refleja cuántas personas están infectadas por cada caso positivo, y precisa que ha disminuido.

El gobierno alemán introdujo restricciones más estrictas a principios de noviembre, cerrando restaurantes, bares y gimnasios, pero dejó tiendas y escuelas abiertas, pese a las protestas de un sector minoritario de la sociedad alemana.

El director del instituto, Lothar Wieler, agregó que la situación en Alemania sigue siendo “muy, muy grave” y existe el riesgo de que los hospitales se vean abrumados por el creciente número de casos. Pero al parecer, las medidas van funcionando

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here