Manuel Barlett Díaz dio a conocer en su calidad de director de la CFE, los nombre de varios exfuncionarios públicos de alto rango que han tenido nexos con empresas vinculadas al sector eléctrico una vez dejaron sus cargos en el gobierno federal, lo que para las actuales autoridades podría configurar un conflicto de interés.

Durante la conferencia mañanera de este lunes encabezada como siempre por el presidente Andrés Manuel López Obrador, el director de la Comisión federal de Electricidad dijo que los señalados trabajaron para el gobierno en áreas relacionadas con el ramo de la energía como CFE, Pemex o secretaría de Energía, todos ellos empleados de las administraciones de Felipe Calderón y Vicente Fox.

Señaló que se trata de “una combinación entre los sectores privados y estas antiguas autoridades, que ha generado que en unos cuantos años la Comisión Federal de Electricidad, esta empresa histórica que electrificó al país, en unos cuantos años se haya reducido a una empresa que genera nada más el 50 por ciento de la energía…”

Bartlett mencionó al propio expresidente Calderón, quien además fue Secretario de Energía en el foxismo, a Jesús Reyes Heroles, ex director de Pemex, a Georgina Kessel, exsecretaria de Energía, a José Córdoba, exresponsable de la oficina de la Presidencia de Carlos Salinas,

El director de la CFE mencionó a Carlos Ruiz Sacristán, ex secretario de Comunicaciones y Transportes de Fox, a Luis Téllez que fue secretario de Energía y de Comunicaciones y Transportes con Fox y Calderón, a Alfredo Elías Ayub que fue titular de la SCT, y a los calderonistas Jordy Herrera y Alejandro Fleming.

El presidente dijo que funcionarios de otros gobiernos son responsables de intentar destruir a la Comisión Federal de Electricidad y favorecer a empresas privadas en el sector una vez empezaron a trabajar con ellas luego de dejar sus puestos de gobierno.

Advirtió de paso que se dará vista a la Fiscalía General para lo que proceda, y señaló que la CFE firmó contratos que tachó de “leoninos”, al tiempo que solicitó a las empresas revisar los convenios dentro de la ley.

Las empresas Carso, IEnova y TransCanada son las propietarias de los siete gasoductos que se encuentran detenidos y reciben subsidios, lo cual significa un gasto de 21 mil millones de pesos para CFE.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here