El gobernador de California, tomo la determinación de eliminar la orden de permanecer en casa para los habitantes del estado más poblado de Estados Unidos, luego de que se registrara una mejoría en la situación sanitarias del estado en torno al brote de coronavirus

De acuerdo con el mandatario estatal, Gavin Newsom, se estaría aplanando la curva de contagios, y pese a que funcionarios de salud se mostraron temerosos de que la población baje la guardia y relaje la disciplina, el gobernador señaló que “todo lo que debe subir sube, todo lo que debe bajar baja: tasas de casos, tasas de positividad, hospitalizaciones, cuidados intensivos”.

Expertos en salud expresaron su preocupación de que se rescinda la orden a pesar de que continúa el contagio, y coincidirían en que “por el momento seguimos en una situación muy peligrosa y debemos cuidarnos mucho de abrir en forma demasiado amplia y rápida”.

Newsom dictó la orden de confinamiento en diciembre cuando aumentaban drásticamente los casos y anticipando nuevos picos derivados de las fiestas de fin de año. Dividió el estado en 5 regiones e impuso la orden en 4 de ellas porque su capacidad de cuidados intensivos cayó por debajo del 15%.

El sur, donde residen más de la mitad de los 40 millones de habitantes, tiene una capacidad de cuidados intensivos de 0%, según datos estatales. Pero Newsom dijo que las proyecciones para las próximas 4 semanas indican una baja de los casos y un aumento de la capacidad a 33%, la más alta de todas las regiones del estado.

Las estadísticas han mejorado respecto al mes pasado, cuando algunos hospitales del sur del estado elaboraban planes de emergencia para racionar la atención. casi rebasados por la cantidad de enfermos de coronavirus.

Ahora, los restaurantes podrán instalar mesas en el exterior, los templos podrán celebrar oficios afuera, salones de belleza y otros negocios podrán reabrir, y las tiendas podrán recibir más clientes en el interior de sus locales.

Asimismo, se levanta el toque de queda de las 10 de la noche a las 5 de la mañana, salvo en San Francisco, donde el alcalde London Breed ordenó mantenerlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here