Las 4 principales organizaciones internacionales de salud y humanitarias anunciaron este martes la creación de una reserva mundial de vacunas contra el ébola que servirá para garantizar la respuesta de inmunización ante los brotes de la enfermedad.

La iniciativa corre a cargo del Grupo Internacional de Coordinación para el Suministro de Vacunas, que incluye a la Organización Mundial de la Salud, el Fondo de la ONU para la Infancia, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, y Médicos Sin Fronteras, con el apoyo financiero de Gavi, la Alianza para la Vacunas.

La acumulación de existencias permitirá a los países que cuentan con el apoyo de las organizaciones humanitarias contener futuras epidemias de ébola al garantizar el envío de vacunas a las poblaciones en riesgo cuando se produzcan brotes de la enfermedad. La empresa farmacéutica Merck, Sharp & Dohme es la fabricante de la vacuna inyectable de una sola dosis contra el Ébola, que se elaboró con el apoyo financiero del gobierno de Estados Unidos.

La Agencia Europea de Medicamentos concedió la licencia de la vacuna contra el Ébola en noviembre de 2019 y se encuentra en fase de precalificación por parte de la Organización Mundial de la Salud. Al mismo tiempo, ha recibido la autorización correspondiente de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos y de ocho naciones africanas.

Antes de conseguir la licencia, la vacuna se administró a más de 350.000 personas en Guinea y en la República Democrática del Congo de 2018 a 2020, durante los brotes de ébola que padeció, en virtud de un protocolo de “uso compasivo”, o acceso a un producto médico en investigación fuera de los ensayos clínicos cuando no se dispone de alternativas terapéuticas similares o adecuadas.

El Grupo de Expertos de Asesoramiento Estratégico sobre Inmunización recomienda el uso de la vacuna en los brotes de ébola como parte de un conjunto más amplio de herramientas de respuesta a esa contingencia. La inmunización protege contra la especie de ebolavirus del Zaire, que es la causante más común de la enfermedad.

El Fondo para la Infancia estará al cargo de la gestión de las existencias de la vacuna en representación del Grupo Internacional de Coordinación y -al igual que en el caso de las reservas de vacunas contra el cólera, la meningitis y la fiebre amarilla-, será el organismo encargado de tomar decisiones sobre su asignación y distribución.

Las existencias se almacenan en Suiza y están listas para su envío en caso de que sea necesaria una respuesta de emergencia. Tras la recepción de la correspondiente solicitud por parte de un país, se decidirá si se asigna la vacuna en las 48 horas siguientes.

El fabricante facilitará las vacunas junto a un embalaje de cadena de frío para su envío en un plazo de 48 horas a partir del veredicto. El tiempo total de entrega previsto de las existencias a los países es de siete días.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here