Paul Manafort, quien fuese gerente de la campaña presidencial de Donald Trump en 2016, fue sentenciado a 47 meses de prisión por fraude y evasión fiscal, luego de la investigación hecha por Robert Mueller, el fiscal especial que indaga una presunta injerencia rusa en las elecciones de Estados Unidos.

La oficina del fiscal Mueller pedía entre 19 y 24 años de prisión para Manafort por cargos de fraude financiero, luego de que en agosto pasado, el exjefe de campaña de Trump fue declarado culpable de 5 cargos de fraude fiscal, 2 de fraude bancario y uno de no revelar cuentas bancarias en el extranjero.

Los fiscales lo acusaron de ocultar del Gobierno millones de dólares en ingresos que ganó trabajando en Ucrania como consultor político, evadiendo impuestos de Estados Unidos y mentir a los bancos para obtener préstamos y seguir con su vida de lujo.

El juez expresó en la audiencia que Manafort “no está ante la Corte por alegaciones de que él o cualquier otra persona bajo su dirección coludió con el Gobierno de Rusia para influenciar las elecciones de 2016”.

El 13 de marzo Manafort enfrentará la sentencia en un caso separado en Washington sobre 2 cargos de conspiración, de los que se declaró culpable en septiembre del año pasado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here