El Gobierno de la Ciudad de México anunció medidas de simplificación para la obtención de la revista vehicular y otros permisos, relacionados con el servicio de transporte individual, con la finalidad de erradicar la corrupción y evitar abusos de gestores que apoyaban a taxistas en la gestión de trámites vehiculares

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, explicó que las nuevas disposiciones buscan que el conductor realice sus trámites de manera sencilla y a través de internet, sin pagos extras a gestores y sin actos de corrupción.

Además, las empresas que ofrecen este servicio a través de aplicaciones telefónicas tendrán que tramitar una licencia especial de manejo, Tipo E1, que implicará los mismos procesos y pruebas aplicadas a taxis convencionales.

Para la mandataria, “se facilita la vida de los taxistas, ponemos orden y erradicamos la corrupción. En el caso de las aplicaciones telefónicas, muchísimos usuarios usan aplicaciones telefónicas y hay mucha gente que encontró una forma de vida como chofer de aplicaciones telefónicas. Queremos poner orden y piso parejo”.

En su intervención, el Secretario de Movilidad de la Ciudad de México, Andrés Lajous, explicó que se busca igualar en materia de trámites el servicio de taxis y los que se ofrecen a través de una aplicación. Se digitaliza la revisión documental de ambos servicios, se automatiza la revisión físico-mecánica de los vehículos y se incrementa el número de centros de revisión.

Apuntó que esto permitirá simplificar trámites, reducir la carga burocrática, reducir  espacios donde puede haber corrupción, y tener un padrón completo de conductores y de automóviles que están prestando servicios en la ciudad.

Dijo que anteriormente el taxista tenía que asistir a alguno de los 2 módulos de Semovi para entregar papeles, después ir al Centro para el Fomento de la Educación y la Salud de los Operarios del Transporte Público de la Ciudad de México y regresar al módulo para obtener su licencia.

Los servicios de aplicación no realizaban las pruebas de capacitación en el Centro. Ahora será un requisito obligatorio.

En el nuevo esquema a partir de mayo, el conductor presentará de manera electrónica su documentación, asistirá las instalaciones de Centro para presentar las pruebas de capacitación y finalmente irá al módulo de la Semovi para recoger su licencia.

En el caso de la revisión físico-mecánica, el dueño o conductor del automóvil deberá presentar los documentos del vehículo en las páginas: www.semovi.cdmx.gob.mx/taxi y www.semovi.cdmx.gob.mx/plataforma, y 15 días después recibirá respuesta por parte de la Secretaría de Movilidad para proceder a la inspección del automóvil.

“Ahora el taxista podrá ir a cualquiera de los 52 verificentros que tienen habilitada una línea de revisión físico-mecánica que fueron instaladas la última vez, (…) esto se hace con estándares computarizados y es un proceso que entra el vehículo se le hacen las revisiones y se emite un documento con el diagnóstico para que quede claro que la responsabilidad de las condiciones de los vehículos es de ellos.

Finalmente, Lajous aclaró que anteriormente cada automóvil que ofrece servicio por aplicación debía realizar un proceso de registro ante el sistema de Control de Aplicaciones de Movilidad y pagar una revisión a una empresa privada, dicha empresa ya no está contratada y ya no se realizará ese proceso. La única revisión será la que se haga en los 52 verificentros.

Los beneficios derivados de las nuevas disposiciones serán: Igualación de requisitos para servicios por plataforma y taxis convencionales; simplificación de trámites; eficiencia burocrática; minimización de espacios de corrupción, un padrón completo de vehículos ofertantes; y mayor control e información para elaborar políticas regulatorias en la materia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here