“Entre 80 y 90 por ciento de los casos de cáncer infantil que se presentan en países desarrollados son curables; en México la sobrevida global a 5 años de los niños con este mal es del 50% y en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado es del 64%, por lo que impulsamos una estrategia para aumentar la detección temprana y la referencia rápida de los pacientes al Centro Médico Nacional ‘20 de Noviembre’”, informó la Jefa de Servicios de Oncología Pediátrica, Farina Arreguín González.

Con motivo del Día Internacional contra el Cáncer Infantil este 15 de febrero, el Director General del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda, destacó la importancia de una mayor sensibilización entre toda la población  para prevenir la enfermedad que es de alto impacto.

Señaló que entre 8 y 9 de cada 10 pacientes con cáncer de cero a 18 años pueden curarse con detección temprana y tratamiento exitoso, lo cual puede lograrse sumando esfuerzos entre sociedad, maestros e instituciones de salud; “en el ISSSTE apostamos por la prevención, al promover y difundir la detección temprana”.

Farina Arreguín indicó que “en México se registran anualmente alrededor de 15 mil nuevos casos de diferentes tipos de cáncer, los más frecuentes son leucemias agudas, tumores del sistema nervioso central y linfomas”.

El ISSSTE conmemora este día llevando personal del Servicio de Oncología Pediátrica del CMN “20 de Noviembre” a impartir jornadas de capacitación en diagnóstico temprano del cáncer infantil a estudiantes de la Escuela Nacional de Medicina del Instituto Politécnico Nacional contribuyendo a que los médicos en formación sepan diagnosticar y referir oportunamente a los pacientes cuando llegan a hacer sus rotaciones en hospitales, explicó Arreguín González.

Refirió que el Instituto cuenta con una red de comunicación directa, vía telemedicina, internet y telefónica entre las unidades de primer y segundo nivel de atención con el Servicio de Oncología Pediátrica del CMN “20 de Noviembre”, que permite eliminar trámites burocráticos que retrasen el rápido envío de los infantes con sospecha de cáncer a los servicios especializados.

Resaltó que la detección temprana empieza por la sospecha de cáncer por parte de padres, cuidadores y maestros, así como  por los médicos del primer nivel de atención, por lo que el Instituto, realiza campañas intensivas de difusión en las Estancias de Bienestar y Desarrollo Infantil sobre signos y síntomas de alertas; además capacita vía telemedicina y videoconferencia a médicos de primer y segundo nivel de atención en el diagnóstico y pronta referencia de pacientes.

Entre los síntomas puede haber fiebre de más de 38°C que ha sido tratada por médico con analgésicos o antibióticos y persiste más de 2 semanas; percibir en el niño cansancio, apatía, tristeza y desgano significativo; pérdida de peso importante en 6 meses; sangrados en nariz o cualquier parte del cuerpo; moretones no explicables; puntitos rojos en la piel que pueden ser datos de sangrado e indicio de que la médula ósea se encuentre ocupada por células malignas.

Además, aumento de volumen o tamaño en cualquier parte del cuerpo, ganglios de cuello, axilas e ingles; aumento de volumen en cara; en el caso de los bebés, el abdomen distendido pudiera ser dato de cáncer, en caso de varones infantes y adolescentes aumento de tamaño en testículos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here