“Estamos muy contentos por la aprobación de la reforma laboral, y es un avance importante porque se logra que los trabajadores tengan garantizados sus derechos para elegir con libertad a sus representantes, que los líderes sindicales no sean impuestos, sino que, sean electos por los trabajadores y que haya democracia sindical”, dijo este martes el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante su conferencia matutina, explicó que antes de la reforma aprobada ayer en el Senado, “no había voto libre, directo y secreto de los trabajadores para elegir a sus representantes sindicales”, y apuntó que que ahora podrán decidir libremente, un gran avance en beneficio de los trabajadores con la participación de todos los sectores, “porque esta reforma fue apoyada por los empresarios, sindicatos, senadores y diputados”.

El mandatario destacó que esta reforma tiene un complemento importante al cumplir el compromiso con el gobierno de Estados Unidos para la firma del Tratado del Libre Comercio, “reforma laboral apegada a lo que exigen las normas internacionales en cuanto a la defensa de los derechos laborales”.

El jefe del ejecutivo dijo que la reforma laboral cumple 2 propósitos: que se beneficia a los trabajadores porque se establece la democracia sindical y que se les consulte para que defiendan sus derechos, y además se cumple el compromiso que se hizo con el gobierno de Estados Unidos.

Puntualizó que se dijo que se iba a aprobar esta reforma “y ya cumplimos”, ahora corresponde al gobierno de Estados Unidos terminar de aprobar el tratado de libre comercio.

En su intervención, Jesus Seade quien representa a nuestro país en las negociaciones comerciales con Estados Unidos y Canada, aseguró que se ha completado la legislación para una reforma extremadamente importante, “en un país como el nuestro, con una tradición de leyes en materia laboral en la cual hay un artículo 123 que garantiza todos los derechos más modernos de los trabajadores”.

Dijo que con ese sistema tuvimos una protección de los trabajadores durante el siglo pasado, pero después empezaron a reducirse los sueldos de los trabajadores de forma artificial y un elemento clave es que los trabajadores no tenían libertad sindical, y los contratos que los sindicatos negociaban no eran conocimiento de los trabajadores hasta que ya se aplicaban.

López Obrador invitó a los dirigentes sindicales para convivir terminando las manifestaciones del 1 de mayo para platicar y reafirmar nuestros compromisos con el sector laboral, pero que no acudirá al balcón presidencial.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here