El asunto de Culiacán volvió a ser el tema central de la mañanera de este jueves y el presidente afirmó que la orden de captura y extradición en contra de Ovidio Guzmán López, hijo de “El Chapo” Guzmán, sigue vigente y que se “tiene que continuar todo lo que está en curso, no se cancela nada, se mantienen los acuerdos de extradición, continúa lo mismo”.

La conferencia mañanera de hoy se volvió un intercambio de preguntas y respuestas muy directas entre reporteros y funcionarios federales en torno a la relatoría de hechos ocurridos en Culiacán el pasado 17 de octubre, en donde se volvió tema de debate tanto la orden de detener a Ovidio como la decisión de suspender el operativo y la información ofrecida en primera instancia por el gabinete de seguridad en voz del titular de Seguridad Ciudadana, Alfonso Durazo.

Los cuestionamientos de la prensa llevaron al presidente a señalar a una parte de la prensa que habría manejado la información de forma amarillista, resaltó la apertura existente para informar por parte de la autoridad y de cuestionar por parre de los medios, y ofreció retomar el asunto en la mañanera del viernes en razón de las dudas existentes entre los reporteros y la postura fijada por las autoridades.

Por su parte, Durazo dijo que primero se pensó en salvar vidas, y que se ofreció una primera información derivada de lo reportado por los responsables del operativo, misma que cambio en cuanto se tuvieron mayores detalles de los hechos.

López Obrador afirmó que puede haber opiniones a favor y en contra de la actuación de su gobierno, particularmente en el caso del operativo para capturar al hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, en Sinaloa, y que es respetuoso de esas posturas pues en la democracia hay divergencias.

“Puede ser que conservadores, los que no quieren el cambio estén descontentos y expresen nuestras fallas y critiquen, y es hasta legítimo, pero no pasa a más”, expresó luego de que un general de la Secretaría de la Defensa Nacional  opinó que actualmente en México la sociedad está polarizada políticamente.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario federal indicó que el general Carlos Gaytán Ochoa, quien hizo esas declaraciones en días pasados en un desayuno encabezado por el titular de la Sedena, Luis Cresencio Sandoval, puede expresarse al igual que cualquier persona.

“Está en su derecho de no estar de acuerdo y expresarse. No pasa de eso, de puntos de vista diferentes y lo demás entra en el terreno de las especulaciones”, dijo López Obrador y agregó que las divergencias son parte de los nuevos tiempos, donde incluso los expresidentes del país, que antes terminaban su mandato y se retiraban, “ahora hablan todos los días”.

“Ya es otra cosa, entonces no nos preocupa eso, lo más importantes es que ahora no dominan la cúpula de poder, ahora manda el pueblo, mandan los ciudadanos y cualquier persona, por importantes que sea, de alto rango en lo militar o político, no es más que otro ciudadano, ahora contamos todos”, enfatizó.

En ese sentido, el jefe del Ejecutivo federal indicó que ahora su gobierno apuesta a consolidar la democracia, para que en caso de que a los ciudadanos no les parezca la forma de gobernar se pueda aplicar la revocación de mandato, “pero mientras se lleva a cabo somos libres de expresarnos”, dijo.

Respecto al general, el mandatario federal refirió que éste fue subsecretario de la Secretaría de la Defensa en el gobierno del expresidente Felipe Calderón, por lo que consideró que su opinión es entendible.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here