Arrancó en Davos el Foro Económico Mundial y los 4 jóvenes activistas climáticos, aprovecharon la invitación que les hicieron los organizadores para arremeter contra los reunidos en el Foro de las élites, acusándolos de no hacer lo suficiente para combatir la emergencia climática.

Los adolescentes entre quienes se encontraba la sueca Greta Thunberg,  advirtieron que se está acabando el tiempo.

En una mesa redonda dijeron confiar en que su generación encontró su voz y puede trabajar con los poderosos para conseguir los cambios necesarios para limitar el cambio climático.

“Tenemos que empezar a escuchar a la ciencia y tratar esta crisis con la importancia que merece”, dijo Greta, mientras el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegaba Davos

Para la nórdica, “no podemos resolverlo sin tratarlo como una auténtica crisis”, y puntualizó que la gente está más concienciada ahora sobre el calentamiento global, toda vez que “parece que el clima y el medio ambiente son ahora un tema candente, gracias a la presión de los jóvenes”.

Los participantes en la mesa redonda también hablaron de los efectos del calentamiento global y de cómo debían jugar un papel central concienciando e insistiendo en que se hagan cambios.

“La generación mayor tiene mucha experiencia, pero nosotros tenemos ideas, tenemos energía y tenemos soluciones”, dijo Natasha Wang Mwansa, activista de 18 años de Zambia y que defiende los derechos de mujeres y niñas.

El momento de actuar es este, afirmó Thunberg, señalando que convertir el tema en prioridad no significa nada si el mundo no aborda la emergencia climática, al tiempo que agregó que  “en general, la ciencia y la voz de los jóvenes no están en el centro de la conversación”.

Autumn Peltier, comisionada jefa de agua para la Anishinabek Nation, que representa a pueblos indígenas en Canadá, digo que no habían viajado al Foro Económico Mundial buscando elogios.“No quiero sus premios. Si van a premiarme, prémienme ayudando a encontrar soluciones y ayudando a traer cambios”, dijo.

Thunberg citó un informe de 2018 del comité científico de Naciones Unidas que calculó la cantidad de dióxido de carbono adicional que puede absorber la atmósfera antes de que la temperatura global media suba más de 1,5 grados Celsius  Los líderes internacionales acordaron mantenerse bajo ese umbral cuando firmaron el Acuerdo Climático de París en 2015, pero los expertos advierten que las posibilidades de hacerlo se están esfumando.

Mientras esto sucedía cion los activistas, el presidente estadounidense, Donald Trump, llamaba en Davos a rechazar las pesimistas predicciones de los ambientalistas, a los que describió como “socialistas radicales” y “herederos de los adivinos del pasado”, para poder “abrazar las oportunidades del mañana”.

El mandatario aludió a los augurios de “una crisis de sobrepoblación en la década de 1960, una hambruna masiva en la de 1970 y el fin del petróleo en la de 1990″, y dijo que “estos alarmistas siempre demandan lo mismo: el poder absoluto para dominar, transformar y controlar cada aspecto de nuestra vida”.

“Nunca les dejaremos a los socialistas radicales destruir nuestra economía, destrozar nuestro país o erradicar nuestra libertad”, agregó.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here