El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación alerta sobre la posibilidad de que la reforma al artículo 48 de la Ley Estatal de Salud de Nuevo León, se convierta en impedimento para que las personas ejerzan plenamente su derecho a la salud.

En un comunicado, explica que dicha reforma aprueba  la  objeción  de  conciencia  para  que  personal  médico  y  de  enfermería pueda abstenerse de realizar ciertos procedimientos médicos.

Por ello, el Conapred enfatiza que la objeción de conciencia no debe conducir, de ninguna manera, a que el estado de Nuevo León deje de prestar servicios médicos a la ciudadanía, sobre todo si dicha objeción a su vez pudiera estar motivada por alguno de los supuestos que señala la ley como discriminatorios.

El texto recuerda las  autoridades del  estado  de  Nuevo  León  que  es su  responsabilidad  que existan  prestadores  de  servicios  en  suficiencia  para  que  se  realicen  los  procedimientos médicos a los que las personas tienen derecho, así como tomar las precauciones necesarias para garantizar la permanencia, constancia y calidad de los servicios médicos a los que está obligado.

El Conapred hace un exhorto a todas las autoridades e instituciones públicas a que tengan presente la  obligación  constitucional  de  promover,  respetar,  proteger  y  garantizar  los derechos humanos de todas las personas.

Además, los servicios de salud que brinde el Estado deben estar acordes con el principio de igualdad y no discriminación, tal y como lo mandata el Artículo 1º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here