Pemex es una empresa sólida y se maneja de manera honesta, aseguró este miércoles el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien calificó en duros términos a la agencia Futhcitch, que en la víspera bajó 2 dos puntos los bonos de la empresa petrolera, colocándolos en una perspectiva negativa y al borde de perder un grado de inversión.

Al cuestionar a Fitch, el presidente dijo que “es muy hipócrita lo que hacen estos organismos, permitieron el saqueo, avalaron la llamada reforma energética, que sabían de que no llegó la inversión extrajera y que no se incrementó la inversión en Pemex, y eso fue lo que produjo la caída de la inversión petrolera, y nunca dijeron nada”.

Destacó en su conferencia matutina que Pemex es una de las empresas más saqueadas del mundo, con mayores problemas de corrupción, pero que tiene tanta fortaleza que los corruptos no alcanzaron a destruirla.

Más aún, señalo que la calificadora internacional no tomó en cuenta otras variables en la situación de la empresa, toda que vez que las nuevas políticas habrá un ahorro de hasta 30 mil millones de pesos, cosa que fortalecerá sus finanzas.

Puntualizó el presidente que  “ahora que estamos recuperando a Pemex salen con sus recomendaciones o tratando de calificar sobre el desempeño de Pemex”, y que este año, empezará su recuperación produciendo 1.8 millones de barriles diarios, en tanto que se proyectan 2 millones para el año entrante, y cerrar su administración con una producción de 2.4 millones de barriles diarios de crudo.

De paso, informó que ya se está regularizando el abasto de gasolina en Jalisco y que se sigue trabajando sobre ello en Guanajuato y Querétaro, al tiempo que dio a conocer que hay ya 1600 conductores contratados para manejar las pipas con las que se contribuirá a normalizar el abasto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here