La población cubana decidió en referéndum reformar la Constitución vigente desde 1976, y con una participación del 84,40 %, cerca del 90% de los votantes dio el sí a la ratificación de una nueva “Constitución de la República”.

De acuerdo con el mandatario cubano, Miguel Díaz-Canel, se trata de una carta magna moderna que “formula un Estado socialista de derecho y nos va a permitir destrabar procesos y avanzar de una manera más decidida en la construcción del modelo económico-social”.

Un total de 6.8 millones de ciudadanos marcaron “sí” en su boleta (73,31 % del padrón), mientras que 706 mil 400 personas que equivalen a 7,59 % del padrón se pronunciaron por el “no” en la consulta.

Asimismo, 127 mil 100 boletas fueron anuladas y las restantes 198.674 quedaron en blanco.

De acuerdo con el texto aprobado en el referéndum de este domingo, hay modificaciones diversas y mantiene derechos consagrados por el modelo cubano.

Así, y entre otras cosas, se ratifica que el país no volverá al capitalismo y se destaca el carácter “irrevocable” del sistema socialista; se considera al matrimonio como una forma de organización familiar que “se funda en el libre consentimiento y en la igualdad de derechos, obligaciones y capacidad legal de los cónyuges”; se crea el cargo de presidente del país que tendrá un mandato de 5 años con opción a una sola reelección por un período de tiempo similar; y la edad mínima requerida para aspirar a este cargo serán 35 años y la máxima 60.

Asimismo, se explicita el carácter laico del Estado y se mantiene la libertad de credo y el respeto igualitario a todos ellos, se declara que “los medios fundamentales de comunicación social”, en cualquiera de sus formas y soportes, son de propiedad socialista y “no pueden ser objeto de otro tipo de propiedad”:  todas las personas recibirán “igual salario por igual trabajo, sin discriminación alguna”, y tanto la Salud como la Educación serán garantizadas por el Estado de forma gratuita.

Finalmente, se reconoce a los niños, niñas y adolescentes como sujetos de pleno derecho para garantizar “su desarrollo armónico e integral” teniendo en cuenta “su interés superior en las decisiones y actos que les conciernan”.

El primer borrador de la nueva Constitución fue presentado a mediados de 2018 en la Asamblea Nacional y sometido a un debate popular de varios meses, que comenzó el 13 de agosto y finalizó el 15 de noviembre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here