El gobierno alemán restituyó oficialmente un cuadro que fue robado por los nazis a la familia de un ex ministro francés de confesión judía, Georges Mandel. se trata de la obra del pintor francés Thomas Couture, llamado “Portrait de jeune femme assise”.

El cuadro fue restituido por la secretaria de Estado de Cultura, Monika Grütters, 74 años después de que los nazis se lo apropiaran y de que permaneciera almacenado en el Kunstmuseum de Berna, donde están a resguardo obras de arte robadas durante el nazismo entre finales de la década de los 30 y primeros años de los 40 del siglo pasado

Mandel, cuyo verdadero nombre era Louis Rothschild, fue ministro durante la Tercera República en Francia, y fue asesinado por milicias francesas que colaboraban con el Tercer Reich en julio de 1944.

El  cuadro forma parte de las obras que el Kunstmuseum heredó luego de la donación de un coleccionista de arte germano-austríaco, Cornelius Gurlitt, fallecido en 2014.

Su padre, Hildebrand, fue encargado por los nazis de vender obras robadas a los judíos o confiscadas por “decadencia”.

Un equipo de investigadores alemanes de la colección Gurlitt permitió probar que el cuadro pertenecía a Mandel. El expediente de sucesión de Mandel evocaba la presencia de un pequeño agujero en el cuadro, que fue rellenado, por lo que se pudo probar que pertenecía al exministro.

La comisión francesa de indemnización de víctimas expoliadas permitió contactar a los herederos de Mandel.

Alemania y Kunstmuseum de Berna convinieron en 2014 estudiar la procedencia de más de 1.500 cuadros para entregarlos a los descendientes de víctimas del nazismo.

En diciembre de 1998, luego de décadas de inercia, 44 Estados se comprometieron a buscar y, de ser posible, restituir las obras robadas por los nazis.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here