El sector turismo está entre los más afectados por la pandemia de coronavirus, y ante la falta de trabajo, el excapitán de un crucero británico encontró manera de salir adelante en esta crisis que lo dejo sin empleo.

La nueva actividad de Paul Derham es llevar gente a ver las grandes embarcaciones  que se han quedado vacías y sin turistas.

Derham es dueño de un ferry , y cuando fue a ver en dónde se encontraba el  crucero Aurora que solía navegar y que  está encallado con otros barcos en el Canal de la Mancha, se le ocurrió  ofrecer recorridos para turistas por los transatlánticos “estacionados”. 

Elexcapitan vendió rápidamente  los 2  primeros viajes a un pre Io por persona de 25 dólares aunque por supuesto, no es posible abordar  los barcos.

Un recorrido incluye un círculo lento alrededor de 7 cruceros gigantes, y tan solo uno de ellos, el Allure, transportaba a casi 7 mil personas a los puertos de diferentes ciudades y países, hasta marzo pasado que  llegó la pandemia de coronavirus.

El brote arrasó a las empresas de cruceros y la industria de viajes internacionales en general, que hoy en día está perdiendo mil millones de dólares al mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here