La Unión Europea  cuestionó el plan de Estados Unidos para poner fin al conflicto israelo-palestino y expresó su preocupación por la “perspectiva de anexión del Valle del Jordán y otras partes de Cisjordania”, generando el rechazo de Israel.

En una declaración a nombre del bloque comunitario, el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell señaló que les preocupan “especialmente las declaraciones sobre la perspectiva de anexión del Valle del Jordán y otras partes de Cisjordania”,

La postura europea no gustó nada al canciller israelí, que cuestionó el empleo por Borrell de “un lenguaje amenazante hacia Israel, poco después de su llegada al cargo y algunas horas después de sus reuniones en Irán”.

Borrel recordó que, “de conformidad con el derecho internacional”, la Unión “no reconoce la soberanía de Israel sobre los territorios ocupados desde 1967″ y señaló que “los pasos hacia la anexión, si se aplican, no pueden pasar sin ser cuestionados”, apuntó.

“Continuar así es el mejor modo de garantizar que el papel de la Unión Europea en todo el proceso se reducirá al mínimo”, aseguró el vocero de la cancillería, Lior Haiat.

Los europeos están comprometidos desde que empezó el proceso de paz hace casi 30 años, con una solución de 2 Estados, uno israelí y otro palestino, basados en las fronteras de antes de la Guerra de los Seis Días, en junio de 1967, cuando Israel ocupó los territorios palestinos, una parte de los Altos del Golán sirios y la península egipcia del Sinaí.

El Estado palestino tendría su capital en la parte este de Jerusalén, algo que el plan de Trump omite ya que reconoce que Jerusalén es la capital indivisible de Israel. Los palestinos tendrían que conformarse con unos barrios de las afueras de la zona para instalar allí su capital.

Una posible anexión por parte de Israel de zonas de los territorios palestinos ocupados “no podría pasar sin respuesta”, según dijo Borrell en su comunicado, como respuesta a las promesas de Netanyahu de extender la soberanía israelí sobre los asentamientos de Cisjordania antes de que el próximo 2 de marzo se celebren las terceras elecciones legislativas en menos de un año en Israel.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here