La caída del mandatario boliviano Evo Morales en lo que para algunos ha sido un golpe de estado, genero diversas reacciones entre los presidentes latinoamericanos.

 

En Caracas, el presidente venezolano Nicolás maduro escribió en Twitter que “condenamos categóricamente el golpe de Estado consumado contra el hermano presidente @evoespueblo”.

 

En Cuba el mandatario cubano Miguel Díaz-Canel dijo en Twitter que “la derecha con violento y cobarde golpe de Estado atenta contra la democracia en Bolivia”, y demandó una “movilización mundial por la vida y la libertad de Evo”.

 

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, que recién salió de la cárcel dijo que “acabo de saber que hubo un golpe de estado en Bolivia y que el compañero @evoespueblo fue obligado a renunciar”, tuiteó Lula (2003-2010).   

 

En México, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador expresó su disconformidad con lo ocurrido, y el canciller Marcelo Ebrad señaló que. “en Bolivia hay una operación militar en curso, la rechazamos, es similar a aquellos trágicos hechos que ensangrentaron nuestra América Latina el siglo pasado (…) Golpe no”.

 

El presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, denunció que “en Bolivia se ha consumado un golpe de Estado producto del accionar conjunto de civiles violentos, el personal policial autoacuartelado y la pasividad del ejército”.

 

Destacó que “el quiebre institucional en Bolivia es inaceptable”, e instó al pueblo boliviano a “escoger cuanto antes, en elecciones libres e informadas, a su próximo Gobierno” y agregó que el país latinoamericano “debe volver cuanto antes al sendero de la democracia a través del voto popular y sin proscripciones”.

 

En cambio, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dijo que “las denuncias de fraude en las elecciones culminaron en la renuncia del presidente Evo Morales. La lección que queda para nosotros es la necesidad, en nombre de la democracia y la transparencia, del conteo de votos que puedan ser auditados”.

 

Y en Colombia, el gobierno de Iván Duque pidió una “reunión urgente” del consejo permanente de la Organización de Estados Americanos y que “los ciudadanos bolivianos se puedan expresar libremente en las urnas y elegir a un nuevo gobierno con plenas garantías para su participación”.

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here