El gobierno de Corea del Sur condenó lo que califica de crítica “grosera e insensata” del mandatario surcoreano, Moon Jae-in, por parte de Kim Yo-jong, hermana del líder norcoreano, Kim Jong-un y quien parece tener mucha influencia en el régimen de Pyongyang.

De acuerdo con la agencia de noticias Yí hap, el vocero presidencial sudcoreano Yoo Do-Han, expresó que  “no toleraremos más las palabras y los actos irrazonables del Norte”, al tiempo que  reprochó a Norcorea  haber divulgado la propuesta de Seúl de mandar un enviado presidencial,  medida que el Sur no quería hacer pública.

El Ministerio de Defensa surcoreano señala que  “están monitoreando de cerca las tendencias del Ejército de Corea del Norte en relación con la situación de seguridad actual” y responderán “fuertemente” a eventuales  acciones provocadoras.

Norcorea anunció que desplegará tropas en la zona industrial de Kaesong y la región del monte Kumgang,  cerca de la frontera con el Sur, y reanudará “todo tipo de ejercicios militares” en la zona fronteriza.

Asimismo, Kim Yo-jong, hermana del líder norcoreano, Kim Jong-un, calificó de “malsana” la propuesta del presidente de Corea del Sur, quien planteó enviar como emisarios a sus directores de la Oficina de Seguridad Nacional y del Servicio de Inteligencia Nacional.

La agencia estatal norcoreana KCNA detalló que  el mandatario quiso que la misión estuviera integrada por los directores de la Oficina de Seguridad Nacional y del Servicio de Inteligencia Nacional de Corea del Sur, Chung Eui-yong y Suh Hoon, respectivamente.

Pyongyang no puede sino tomar en serio “la actitud irreverente” de Seúl, que propone enviar delegados “a sabiendas de que nuestra parte está implementando medidas sin precedentes de profilaxis emergente nacional y no permite ninguna salida o entrada del territorio de la RPDC”, añade KCNA.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here