El equipo de respuesta del gobierno del japón que encabeza Nishimura Yasutoshi, ante el brote de coronavirus, planea revisar las directrices para prevenir contagios de coronavirus en restaurantes y bares, ya que en se han registrado brotes en este tipo de establecimientos en los últimos días.

El Gobierno nipón celebró una reunión en la que el ministro Nishimura expresó su deseo de que las autoridades revisen y fortalezcan las directrices a la brevedad posible, ya que se acerca la temporada de fiestas y reuniones de fin de año.

Indicó que algunas de las medidas son instalar divisiones efectivas entre los comensales, así como usar medidores de dióxido de carbono en el aire para confirmar si el lugar está suficientemente ventilado, buscando prevenir los contagios.

El funcionario agregó que el Gobierno dará apoyos financieros a las empresas, ya que las nuevas medidas significarán mayores cargas para los restaurantes y sus clientes.

Esto se produce en momentos en los que las autoridades de Japón registraron el miércoles un número sin precedentes de contagios diarios de coronavirus. Confirmaron más de 2.200 casos nuevos después de varios días de tendencia al alza.

En octubre, las infecciones no llegaban a mil diarias, pero la cifra ha estado aumentando a lo largo de las 2 primeras semanas del undécimo mes del año, lo que ha llevado a temer que se produzca una tercera ola de contagios.

Ayer se superó por primera vez la barrera de los 2 mil casos, y de ellos, unos 500 de ellos se contabilizaron en Tokio, por lo que el Gobierno Metropolitano de la capital nipona tiene previsto elevar la alerta ante el coronavirus al nivel más alto.

Algunos expertos están preocupados ante la posibilidad de que las infecciones que se dan en grupos localizados se propaguen fuera de los distritos de entretenimiento y de los lugares de trabajo, y apuntan que están apareciendo grupos de brotes en zonas rurales, instituciones médicas y residencias de ancianos.

El reciente incremento tiene lugar en momentos en los que el Gobierno de Japón está tratando de impulsar la economía a través de campañas que ofrecen descuentos en restaurantes, alojamientos y desplazamientos. Por el momento no tiene previsto cancelar dichas campañas, aunque ha solicitado a los Gobiernos locales que consideren aplicar restricciones a los cupones para restaurantes con el fin de limitar las comidas en grupo. (NHK)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here