Un nuevo ataque aéreo se produjo en Irak que tenía como objetico a un comandante de las Fuerzas de Movilización Popular, coalición de paramilitares iraníes, al norte de Bagdad.

Voceros de Hashd al Shaabi aseguraron que el ataque fue contra un convoy médico afiliado a la organización que se trasladaba al norte de Bagdad, y no contra uno de sus altos rangos militares.

Aunque no ha habido ninguna atribución de responsabilidad inmediata al ataque, fuentes policiales iraquíes aseguraron que la embestida causó “muertos y heridos”,

casi 24 horas después  del ataque de Estados Unidos en el cual el jefe de Hashd al Shaabi, Abu Mahdi al-Muhandis, y el general iraní Qasem Soleimani murieron en Bagdad.

En Israel, principal aliado de Estados Unidos y enemigo de Irán, el Ejército fue puesto en alerta máxima luego que Teherán anunciara que vengará la muerte del comandante Qassem Soleimani en las cercanías del aeropuerto internacional de Bagdad, en Irak.

El presidente de Irán, Hasán Rohaní, dijo que Teherán y otras naciones de la región se “vengarán”; mientras, el líder supremo de la república islámica, Alí Hoseiní Jameneí, señaló que a los “criminales” les espera una dura venganza.

La Radio del Ejército de Israel han dicho que los militares israelíes se encuentran en alerta máxima, y funcionarios citados por Reuters mencionaron que el ministro de Defensa, Naftali Bennett, se reunió con jefes militares y de Inteligencia para hacer una “evaluación de la situación”.

La Cancillería israelí dispuso alerta máxima para todas embajadas y sedes diplomáticas hebreas en el mundo, ante la posibilidad de una represalia por parte de Irán. También se tomaron precauciones en los Altos del Golán, territorio sirio ocupado por Israel, donde se cerró la estación de esquí Monte Hermón.

Tras conocerse el ataque, el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, expresó públicamente su respaldo a Estados Unidos ante la acción llevada a cabo en Bagdad.

“Qassem Soleimani es responsable de la muerte de ciudadanos estadounidenses y muchas otras personas inocentes. Estaba planeando más ataques de este tipo”, manifestó Netanyahu en el aeropuerto de Atenas, Grecia, donde se encontraba de visita.

En Irán, una multitud salió a las calles para repudiar el asesinato del jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria.

Coreando frases como “muerte a Estados Unidos”, “muerte a Israel” y advertencias a sus aliados, los manifestantes marcharon por varios distritos, incluida la provincia de Kérman, al sudeste del país, de donde el militar era oriundo.

Estados Unidos desplegará alrededor de 3 mil soldados adicionales en Oriente Medio tras el asesinato del principal comandante iraní, informó un portavoz del Departamento de Defensa en un comunicado.

“Como se anunció previamente, se alertó a la brigada Fuerza de Respuesta Inmediata de la 82 División Aerotransportada para que se preparara para el despliegue, y ahora están siendo desplegados”, dijo el portavoz.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here