Un grupo de científicos surcoreanos creó un elemento termoeléctrico que utiliza el calor corporal para generar electricidad y energía, informó el medio Business Korea. Se trata de un módulo de 11 centímetros de longitud y 5 de ancho, que parece más bien un parche capaz de suministrar la energía generada a dispositivos portátiles.

De acuerdo con los investigadores surcoreanos, la tecnología podría ser comercializada en los próximos años.

La manera como funciona es simple: una vez que se coloca en la piel, se convierte en un generador de energía que utiliza la diferencia entre las temperaturas de la propia estructura y de la piel, mientras que el sudor incrementa la eficiencia del parche.

Esta tecnología llamada ‘disipador de calor biomimético’ eleva el rendimiento del elemento termoeléctrico y garantiza la eficacia de la conversión a más del 80%, incluso a bajas tensiones.

Durante el experimento, los investigadores surcoreanos lograron producir una potencia de salida de 35 microvatios, y afirmaron que solo 6 parches termoeléctricos colocados en la muñeca de un adulto, fueron capaces de generar energía suficiente para encender las siglas ETRI (Instituto Coreano de Electrónica y Telecomunicaciones) en la pantalla LED del laboratorio.

El encargado del estudio, Moon Seong, dijo que “una vez que los módulos termoeléctricos son comercializados, pueden ser utilizados para proporcionar energía a los dispositivos portátiles, el internet de las cosas y las plataformas de ‘hardware’, además de ofrecer nuevos servicios, como asistencia sanitaria digital, casa o ciudad inteligente”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here