Científicos de universidades australianas de Australia idearon una especie de  “nanobobinas” capaces de descomponer microplásticos en el océano, que podría contribuir a solucionar el problema de contaminación en los océanos por sustancias plásticas.

Los resultados de ésta investigación, ya fueron difundidos en la revista Matter, y los productos resultantes del proceso de recolección no constituyen ningún peligro para los microorganismos. es más, podían servir como nutriente para las algas.

Los pequeños tubos son de carbono  y se asemejan a resortes cubiertos con nitrógeno y manganeso, que al interactuar con las nanobobinas  generan moléculas de oxígeno que atacan a los microplásticos con un diámetro por debajo de los 5 milímetros, convirtiéndolos en  dióxido de carbono y agua.

Las pruebas realizadas en laboratorio con muestras de agua contaminada con fragmentos plásticos revelaron una reducción de contaminantes de entre 30 % y  45 % en un periodo de 8 horas.

La contaminación por microplásticos es hoy día  una amenaza  para la vida marina y para la salud humana, estimándose que de las 14 millones de toneladas de plástico que ingresan al océano cada año, 40 % son de un solo uso.

Xiaoguang Duan, coautor de la investigación, aclaró que “nuestro estudio actual aún se encuentra en una etapa de prueba de conceptos, a una escala de laboratorio”, advirtiendo además que este tipo de innovaciones no deberían verse como una excusa para aumentar la producción y el uso de plásticos no reciclables.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here