La pandemia de coronavirus provocará consecuencias socioeconómicas sin precedentes en América Latina, con el cierre del 2,7 millones de empresas de la región.

Está situación supondría la pérdida de 8,5 millones de puestos de trabajo.

Según el informe de perspectivas económicas para la región de la CEPAL, en promedio, el crecimiento del PIB se contraerá más de un 9% en 2020, y las tasas de pobreza podrían aumentar 4,4 puntos porcentuales.

El impacto social por la pandemia está siendo particularmente difícil para el 40% de los trabajadores que no tienen acceso a ninguna forma de ayuda ni mecanismo de protección social, pero también para las micro y pequeñas empresas, que carecen de capacidad para amortiguar el golpe. De entre las empresas que podrían cerrar la mayoría de ellas son microempresas.

La CEPAL pide “medidas excepcionales y debidamente coordinadas, de alcance global”, para reconstruir la economía, además de una transformación digital.

“Con las políticas adecuadas, las nuevas tecnologías pueden contribuir a la mejora de la calidad del empleo y las competencias, y a la creación de nuevos puestos de trabajo en el mercado formal”, dice el informe. (Naciones Unidas)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here