La Corte Suprema de Estados Unidos bloqueó el intento del presidente Donald Trump de reprimir la inmigración ilegal mediante el rechazo a los pedidos de asilo de migrantes que ingresaron ilegalmente. La Corte se negó a anular el bloqueo de la corte federal de apelaciones de San Francisco a la orden ejecutiva de Trump que buscaba rechazar automáticamente las solicitudes de asilo de los migrantes que cruzan la frontera de Estados Unidos desde México.

La corte no hizo comentarios sobre su fallo, pero observó que cuatro de los nueve jueces estuvieron a favor de levantar la suspensión del tribunal inferior y permitir que Trump haga cumplir la prohibición. El 9 de noviembre, Trump firmó la orden, que buscaba frenar el flujo de migrantes sobre todo de quienes desde Guatemala, Honduras y El Salvador, intentan cruzar hacia Estados Unidos sin autorización. Muchos de ellos solicitan asilo debido a la violencia generalizada y la pobreza en sus países de origen.

La orden de Trump fue cuestionada inmediatamente por grupos de derechos que aseguraron que la medida violaba los estándares internacionales y las leyes estadounidenses sobre asilo. Una corte menor estableció una suspensión en la promulgación, que luego fue apoyada por el tribunal de apelaciones. Si bien aún pueden entregarse y solicitar asilo después de cruzar la frontera, la administración de Trump anunció que todos los inmigrantes ilegales serán devueltos a México mientras sus solicitudes son procesadas.

El gobierno de Trump espera que la larga espera para una resolución sobre las solicitudes de asilo, junto con el hecho de verse obligados a quedarse en México, disuada a otros de hacer el largo viaje a la frontera desde sus países de origen.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here