El mundo despide este jueves el año 2020, demoledor para el planeta por la aparición hace exactamente un año del brote de coronavirus que acabó con la vida de 1.8 millones de personas, y que aún no puede ser controlado tras todo un año de batalla por combatirlo y más de 80 millones de contagios.

Miles de millones de personas deberán refugiarse en su casa para recibir el 2021 en la intimidad del hogar y en la mayor parte de los casos, lejos de sus seres queridos como no había sucedido nunca. 

Hace año, autoridades chinas lanzaron la alerta ante una nueva enfermedad no identificada, que había provocado infecciones respiratorias en Wuhan, y que comenzara así con un brote que 3 meses después fue catalogada como pandemia por la Organización Mundial de la Salud, y cuyos efectos se dejan sentir hoy más que nunca.

Esta vez, la televisión o internet, serán los vehículos para presenciar los fuegos artificiales, hecho que ya se produjo en Oceanía y algunos países asiáticos, que por los usos horarios, ya recibieron al 2021, con temores pero también con esperanza por la llegada de las vacunas.

Kiribati e islas Samoa en el Pacífico fueron los primeros primeros en recibir el nuevo año, y la jornada concluirá 26 horas después en las islas de Howland y Baker, sitios todos ellos que aunque no tuvieron las enormes afectaciones que el resto del mundo por la pandemia, cerraron para vivir así un fin de año totalmente diferente.

Sídney, la ciudad más grande de Australia, recibió al nuevo año con pirotecnia sobre la bahía, pero con quizás un puñado de espectadores tras la aparición de un reciente brote de contagios, en el norte de la ciudad. La idea de permitir que un contingente de personas que trabajan en primera línea contra el coronavirus asistieran asistan para agradecerles sus esfuerzos, fue cancelada

Otras ciudades como Roma, registrarán calles semivacías y sus habitantes verán desde sus casas los festejos en el Coliseo, el más más antiguo de la ciudad. Italia, está inmersa en un confinamiento hasta el 7 de enero y a un toque de queda desde las 10 de la noche.

En París, los fuegos artificiales en la Torre Eiffel fueron cancelados y a cambio, se dará un concierto virtual de Jean-Michel Jarre desde un escenario digital que representa la Catedral de Notre Dame.  A su vezz David Guetta dará un concierto desde la pirámide de entrada del Museo del Louvre.

En Londres, la cantante estadounidense Patti Smith ofrecerá un concierto en directo, en homenaje a los trabajadores de la salud muertos por coronavirus, evento que se difundirá en la pantalla de Piccadilly Circus y por YouTube. La Royal Opera House, el Royal Ballet, el teatro Shakespeare’s Globe y otros teatros británicos han organizado conciertos gratuitos, en tanto que se canceló el espectáculo pirotécnico que cada fin de año ilumina el centro de Londres y las aguas del Támesis.

En Alemania se decretó una prohibición de reunión en lugares públicos para el 31 de diciembre y el 1 de enero, y fueron cancelados espectáculos públicos, como los organizados en la Puerta de Brandeburgo, han sido cancelados.

Todos los países europeos y americanos han cancelado las celebraciones de fin de año e incluso han recurrido a la fueras pública para hacer respetar las restricciones

Sin embargo, en Dubái, se espera que miles de personas presencien un espectáculo de fuegos artificiales e iluminaciones láser en Burj Khalifa, la torre más alta del mundo, a pesar de los nuevos casos, en tanto que en Beirut, los libaneses recibirán al 2021 de otras manera porque el toque de queda se retrasó a las 3 de la madrugada, y tanto bares como restaurantes y discotecas organizaron grandes fiestas de Año Nuevo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here