COPARMEX Ciudad de México pidió a las autoridades capitalinas disminuir la percepción y los índices de inseguridad en un plazo no mayor a 100 días, con el fin de que la actividad económica y productiva no disminuya y el sector empresarial pueda aportar en el crecimiento del país.

En un comunicado, la patronal de la Ciudad de México indica que la problemática de acoso a mujeres es consecuencia del deterioro de la seguridad pública en la capital por lo que buscará la participación de otros Centros Empresariales de la región y de autoridades de seguridad pública y procuración de justicia, para buscar soluciones y contribuir a evitar que la situación se agrave.

También solicita a las autoridades dimensionar el acoso contra mujeres en calles cercanas y dentro del Metro, Metrobús y otros servicios de transporte de pasajeros identificados con la problemática, y generar un protocolo de actuación preciso y eficaz para la policía y los ministerios públicos.

Coparmex CDMX dice que apoyará las iniciativas de la sociedad civil para ofrecer apoyo y protección a mujeres a través de empresas y establecimientos, e impulsará la generación de campañas de comunicación que ayuden a profundizar en la ruta de educación en valores cívicos y culturales sobre la problemática que sufren las mujeres de la ciudad y la zona Metropolitana, con un enfoque preventivo.

El Comité de Estrategia Pública de COPARMEX Ciudad de México considera que ante la falta de datos confiables de denuncia, el problema se ha visibilizado más a través de las revelaciones en las redes sociales, por lo que es necesaria “una identificación clara y precisa de los niveles de la problemática”.

Datos sobre incidencia delictiva para la Ciudad de México reportados por el Secretariado Ejecutivo de Seguridad Pública para 2018 reportan un aumento de delitos contra la libertad y seguridad sexual del 69% al pasar de 2,051 casos a 3, 475. En el país, el alza fue del 12%.

La patronal resalta que existe una cifra negra, sea por miedo a denunciar a los acosadores o propiciadas desde las oficinas investigadoras, cuando las agredidas acuden a realizar sus denuncias y son desalentadas, de acuerdo con investigaciones realizadas por organizaciones de la sociedad civil.

El Instituto Belisario Domínguez del Senado reportó que en 2017 se reportaron 634 casos de abuso en el Metro, pero de ellos sólo en el 32% se inició una carpeta de investigación y 64% desistió de levantar denuncia.

Por todo esto, el centro empresarial solicita se extienda el uso de la App 911, la cual cuenta con botón de pánico y llamado a la policía de cuadrante, incluso, mediante el uso preventivo de dicha aplicación que ofrecería una data relevante para identificar zonas de riesgo. De igual forma se solicita el funcionamiento y uso al 100% de las cámaras de seguridad instaladas en los sistemas de transporte, en la ciudad y se amplíe la cobertura en la red de internet en el Metro.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here