El brote de coronavirus en China podría tener un impacto económico dañino y duradero en el sector global de viajes y turismo, a menos de que se tomen las acciones necesarias, como en epidemias virales anteriores, declaró Gloria Guevara, presidenta y directora ejecutiva del Consejo Mundial de Viajes y Turismo.

Guevara Manzo, quien fue Secretaria de Turismo de México, estuvo estrechamente involucrada con las secuelas del brote del virus de la gripe H1N1, que en 2009 provocó muchas muertes.

El análisis de las principales epidemias virales anteriores realizado por expertos del WTTC, muestra que el tiempo de recuperación promedio para el número de visitantes a un destino fue de 19 meses, aunque con la respuesta y el manejo correctos  el destino podría recuperarse en tan solo 10 meses.

El impacto económico mundial del H1N1 se estimó en hasta 55 mil millones de dólares, con la pérdida para la industria turística mexicana valorada en 5 mil millones después del brote de 2009.

Un impacto económico similar afectó a China, Hong Kong, Singapur y Canadá después del brote de SARS de 2003, dañando el sector global de viajes y turismo entre 30 y 50 mil millones de dólares. Solo China sufrió una reducción del 25% del PIB turístico y una pérdida de 2,8 millones de empleos.

Mientras las autoridades chinas están tomando medidas, en relación con el coronavirus, al restringir el movimiento en las áreas de riesgo más inmediato, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo apoya medidas adicionales que se están tomando en la región, asi como en  Asia Pacífico, Europa y aquí en el Reino Unido.

Hablando sobre el coronavirus, Gloria Guevara, dijo: “Si bien el riesgo de exposición para viajeros y turistas aún es bajo, naturalmente estamos preocupados por aquellos que ya han sido afectados.

“La experiencia nos ha enseñado que la coordinación y cooperación global, con la colaboración entre el sector público y privado, será vital para contener la propagación del coronavirus en toda China y más allá”.

“Los casos anteriores, nos han demostrado que las pérdidas económicas causadas por las epidemias de salud pueden evitarse mediante el uso efectivo de los procedimientos de preparación y gestión de crisis, así como a través del manejo del pánico público y la toma de decisiones racionales a través de los viajes.

“El manejo más efectivo de una crisis requiere la activación rápida de planes de emergencia efectivos, y podemos ver que en los primeros días de este brote, el gobierno chino ha actuado rápidamente.

Añadió que “sin embargo, la comunicación rápida, precisa y transparente también es crucial para contener el pánico y mitigar las pérdidas económicas negativas. Contener la propagación de pánico innecesario es tan importante como detener el virus en sí mismo “.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here