Un estudio publicado en la revista Science Advances dio a conocer la evidencia más temprana de personas que fumaban marihuana, luego de que arqueólogos descubrieron las pruebas en un complejo de tumbas de 2 mil 500 años, ubicado en las montañas de Pamir, una región cerca de la China moderna, Pakistán y Tayikistán.

Los excavadores encontraron 10 cuencos de madera y piedras que contenían residuos quemados de cannabis, y de acuerdo con los investigadores, las piedras calientes se usaron para quemar la planta mientras el humo era inhalado como parte de un ritual de entierro.

En esta investigación y mediante nuevas técnicas de análisis químico, los científicos examinaron los residuos y encontraron evidencia de una alta concentración de THC (principal componente psicoactivo de la marihuana).

La mayoría de las plantas silvestres de cannabis contienen niveles bajos de esta sustancia, por lo que consideran que este tipo de marihuana fue seleccionado o cultivado a propósito.

La excavación del cementerio conocido con el nombre de Jirzankal inició en 2013, y en el lugar también se hallaron otros objetos que pudieron haber sido usados en rituales funerarios, como fragmentos de tela de seda y arpas..

El historiador griego Heródoto mencionaba en sus escritos a personas que fumaban cannabis en Asia Central en el siglo V A.C. En la misma región de Asia y Siberia meridional se descubrieron semillas y plantas de este tipo enterradas en tumbas. (RT)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here