“Hay muchas víctimas, incluidos extranjeros”, aseguró en Twitter el ministro de Sri Lanka para las Reformas Económicas y la Distribución Pública, Harsha de Silva, tras visitar algunos de los lugares atacados en Sri Lanka, en un domingo de resurrección para los católicos que se convirtió en una conmemoración trágica, y en la que los ataques terroristas en iglesias, hoteles y un complejo habitacional de este país, mataron al menos a 209 personas.

“Escenas horribles. He visto miembros amputados esparcidos por todos lados. Equipos de emergencia están desplegados en su totalidad en todos los puntos. (…) Hemos llevado muchas víctimas al hospital, esperamos haber salvado muchas vidas”.

Los sitios atacados fueron 4 hoteles, un complejo residencial y 3 iglesias, donde numerosos fieles celebraban una de las grandes festividades cristianas.

El primer ministro del país, Ranil Wickremesinghe, encabezó una reunión de emergencia con altos mandos de las fuerzas de seguridad y miembros del Gobierno, entre ellos el ministro para las Reformas Económicas y la Distribución Pública, Harsha de Silva, que dio detalles del encuentro en la red social Twitter.

Se habla de personas detenidas, sospechosas de participar en los ataques.

El Ministerio de Educación ha anunciado el cierre de todos los colegios del país mañana y el martes

En Sri Lanka la población cristiana representa el 7,4%, mientras que los budistas son el 70,2%, los hinduistas son el 12,6% y los musulmanes el 9,7%, según datos del censo de 2011.

Las reacciones de condena son unánimes. en el vaticano, el papa Francisco expresó su “tristeza” ante estos “graves atentados, que precisamente hoy, día de Pascua, trajeron duelo y dolor a varias iglesias y otros lugares de reunión en Sri Lanka” y se declaró cerca de “todas las víctimas de una violencia tan cruel”.

Donald Trump, el presidente de estados Unidos, escribió en su cuenta de Twitter:  “sentidas condolencias de la gente de Estados Unidos a la de Sri Lanka”. “¡Estamos listos para ayudar!” agregó Trump.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, expresó su “horror” y su “tristeza” ante estos atentados contra personas que “fueron pacíficamente a misa o que visitaban ese hermoso país”, en tanto que la responsable de la diplomacia en la unión Europea, Federica Mogherini, dijo que “estos actos de violencia en este día sagrado son actos de violencia contra todas las creencias”.

En Rusia el presidente Vladimir Putin expresó su deseo de que los autores “de un crimen tan cínico y odioso cometido en mitad de las celebraciones de Pascua sean castigados como lo merecen”.

Theresa May, premier británica, refirió que se trató de “actos de violencia […] realmente horribles” y expresó que “debemos unirnos para intentar que nadie deba nunca practicar su fe con miedo”.

La canciller alemana, Angela Merkel, condenó los atentados en Sri Lanka e insistió que el “odio religioso y la intolerancia que se han mostrado de manera tan terrible hoy no deben ganar”.

El presidente francés Emmanuel Macron Francia declaró “toda nuestra solidaridad con el pueblo de Sri Lanka y nuestros pensamientos para todos los allegados de las víctimas en este día de Pascua”.

Italia: El vice primer ministro Matteo Salvini dirigió su “oración, la del gobierno y la de todos los italianos a los muertos inocentes masacrados por terroristas en Sri Lanka”.

El premier de India, Nerendra Modi mencionó que “tal barbarie no tiene lugar en nuestra región”. “India es solidaria con el pueblo de Sri Lanka”.

Nueva Zelanda, especialmente sensibilizada luego de la matanza de 50 musulmanes el 15 de marzo en Christchurch por un supremacista blanco australiano, se expresó en voz de la primera ministra Jacinda Arden quien dijo que “ver un ataque […] contra personas en iglesias y hoteles es abrumador”.

El canciller iraní, Mohamed Javad Zarif se dijo “terriblemente triste por los ataques terroristas contra fieles esrilanqueses durante la Pascua”, y añadió que “el terrorismo es una amenaza mundial que no tiene religión: debe ser condenado y enfrentado de manera mundial”.

En Argentina, el presidente mauricio Macri dijo en su cuenta de Twitter estar “conmocionado por las noticias de los horribles atentados en Sri Lanka. En nombre de los argentinos quiero enviar nuestras condolencias y solidaridad con las víctimas y sus familias”, escribió en su cuenta de Twitter.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, lamentó que “incluso en este día sagrado, el extremismo deja rastros de muerte y dolor”, a la vez que se solidarizó con las víctimas. “¡Que Dios pueda confortar a los que ahora sufren!”, expresó en un tuit.

La cancillería mexicana expresó en un comunicado su condena a los ataques en Sri Lanka, y agregó que la Embajada de México en India, concurrente en Sri Lanka, de inmediato estableció contacto con el Consulado Honorario en Colombo y con todos los miembros de la comunidad mexicana registrada en ese país. Hasta el momento no existen reportes de mexicanos directamente afectados

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here