Bolivia vive horas de incertidumbre, luego de que el sistema de conteo rápido actualizó sus resultados y da a Evo Morales una ventaja de más de 10 puntos porcentuales sobre su rival Carlos Mesa, pese a que el cómputo oficial los coloca en una elección muy cerrada.

Los resultados que ofreció por la noche y de manera sorpresiva el Tribunal Supremo Electoral mediante el sistema de conteo rápido de Transmisión Rápida y Segura de Actas, otorgan al presidente Morales una ventaja suficiente sobre Mesa como para evitar la segunda vuelta. Sin embargo, se espera el cómputo final que avanza lentamente.

El conteo rápido se reactivó tras una suspensión de 23 horas, y con el 95,37% de los votos escrutados, el presidente Evo Morales tendría 46,86% de los votos frente al 36,72% de Mesa. El sistema dejó de publicar resultados el domingo 20 cerca de las 8 de la noche, horas después de cierre de las urnas, dejando el conteo en 83,76%.

La presidenta del Tribunal Supremo Electoral, María Eugenia Choque, argumentó que el conteo rápido había sido suspendido para evitar confusiones con el resultado del sistema de cómputo de las departamentales”, y aseguró que decidieron suspender este sistema porque los tribunales Departamentales arrancaron con el cómputo oficial y el Tribunal no podía “tener funcionando 2 resultados a la vez”.

En Bolivia, para que un candidato gane en primera vuelta debe obtener más del 50% de los votos o el 40% con una ventaja de 10 puntos sobre su rival más cercano.

En cambio, el cómputo oficial tiene a ambos candidatos casi a la par, pues con el 61,41% escrutado, Mesa obtiene el 42,57% de votos frente al 42,22% de Morales.

Mesa, candidato de la coalición Comunidad Ciudadana decidió desconocer los resultados y llamó a movilizaciones cívicas, señalando que se llevó a cabo un “fraude” en los comicios. Sin embargo, ya hubo disturbios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here