La Oficina de Investigación y Análisis para la Seguridad de la Aviación Civil de Francia reporta que datos preliminares obtenidos del registrador de vuelo del 737 MAX 8 de Ethiopian Airlines indican “claras similitudes”, con los del avión de Lion Air siniestrado en Indonesia en octubre pasado.

En un comunicado, dicha oficina señala que “en la verificación de los datos de las cajas negras, el equipo de investigadores ha determinado claras similitudes entre el vuelo 302 de Ethiopian Airlines y el 610 de Lion Air que serán objeto de estudio”

Esto trasciende horas después de que el periódico estadounidense The New York informara que los pilotos que debían estar al mando de este nuevo modelo de avión, no practicaron es simuladores de vuelo como es habitual, sino que pasaron “un curso de capacitación de 2 horas con un iPad”.

El periódico investigó si los pilotos que debían ponerse al mando de estos modelos estaban capacitados para trabajar con el nuevo ‘software’ del avión. Cuando en 2010 el principal competidor de Boeing en el mercado aeronáutico mundial, la europea Airbus, anunció que presentaría un nuevo avión rentable y económico, la empresa estadounidense se apresuró a lanzar su propio nuevo modelo que funcionara de manera similar a la generación anterior.

Los reguladores acordaron que, al ser un modelo derivado, que no requería entrenamiento adicional con el simulador, con el consecuente ahorro significativo para las aerolíneas. En el caso del MAX, pilotos con experiencia de vuelo con el Boeing 737 aprendieron cómo pilotar la nueva versión de la aeronave con un iPad.

Jon Weaks, presidente de la Asociación de Pilotos de Southwest Airlines, dijo a The New York Rimes que les “hubiera gustado tener un simulador” desde el principio, “pero no era práctico, porque aún no estaba construido”.

(Foto: Straits Times)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here