La defensa legal de la extitular de Sedesol, Rosario Robles, refiere en un comunicado que será en un plazo no mayor a 72 horas, cuando magistrado Ricardo Paredes Calderón resuelva si concede o no la solicitud que hicieran los abogados de Robles Berlanga para que se le revoque la prisión preventiva impuesta por el juez Delgadillo Padierna que, a decir del equipo legal, fue “desproporcionada, injustificada y hasta alejada de nuestra realidad legal y constitucional”.

El despacho de Julio Hernández Barros dice que esto fue determinado por Paredes Calderón al concluir la audiencia  de este martes 15 en juzgados del Reclusorio Sur, donde el magistrado, además de escuchar los argumentos de los abogados de la ex secretaria de estado, revisaría la actuación del juez de control en la audiencia del pasado 12 de agosto donde se vinculó a proceso a Robles Berlanga.

Robles afirmó en la audiencia que es inocente, que ha actuado con respeto y confiando en el Poder Judicial, y que, sin embargo, “he sido sometida a una medida cautelar que debe ser excepcional y que en este caso no se justifica”.

En la presentación de alegatos, el abogado Epigmenio Mendieta planteó varias inconsistencias del juez Delgadillo Padierna cuando mandó a prisión a Robles, destacando que en la anterior audiencia, el juzgador resolvió 2 medidas cautelares distintas. Argumentó que en la primera parte de la audiencia el 8 de agosto, el juez determinó no imponer ninguna medida porque así lo solicitó la fiscalía. Sin embargo, en la segunda parte de la audiencia el 12 de agosto que concluyó en la madrugada del día 13, y una vez resuelta la vinculación a proceso, el juez calificó de “inaudito” que no se solicitaran medidas cautelares, por lo que resolvió dictarle prisión.

Otro de los argumentos de la defensa se basó en que de acuerdo con el Nuevo Sistema Penal Acusatorio debe privilegiarse el principio de contradicción, mismo que ni fue valorado ni respetado por Delgadillo Padierna.

Mendieta Valdés argumentó también que durante la presentación de pruebas, la fiscalía ocultó información relacionada con el arraigo de Rosario Robles en la Ciudad de México, misma que posteriormente fue tomada por el juzgador como prueba para desestimar su domicilio en la Ciudad de México.

En su oportunidad, Rosario Robles reiteró ante el magistrado que ella ha sido y sigue siendo la  principal interesada de que se lleve a cabo el juicio y se realicen las investigaciones que asegura la exonerarán.

En entrevista con medios al final de la audiencia, el abogado Hernández Barros, aseguró que en la misma se hizo una clara, sucinta y contundente validez de los agravios, por lo que confía en el Poder Judicial para que resuelva a favor de su clienta y pueda enfrentar su proceso en libertad con alguna otra medida cautelar, o incluso sin que sea necesaria una medida cautelar”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here