La Justicia chilena ha condenado a la iglesia católica a indemnizar indemnizar con 440 mil dólares a los 3 denunciantes que alegaron negligencia por parte de las autoridades eclesiásticas en sus casos de abuso sexual.

los afectados, Juan Carlos Cruz, José Andrés Murillo y James Hamilton llevan años luchando por justicia ante los abusos sexuales de los que fueron objeto, en una sociedad como la chilena que no podía creer que un sacerdote de élite y conectado con el mundo de la política como Fernando Karadima, fuera responsable de algo así.

A 9 años de que aparecieran las primeras denuncias, los 3 han encontrado lo que buscaban este 27 de marzo, luego de que la justicia les diera la razón y admitiera  daños psicológicos causados por los abusos de Karadima y la necesidad de repararlos.

El fallo de la Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago revoca una sentencia, de marzo de 2017 en la que se afirmaba que no se podía probar el encubrimiento, y la Iglesia anunció que no apelará. El nuevo dictamen del tribunal también condena a la Iglesia chilena a pagar la mayor indemnización en la historia del país en este sentido, casi 450.000 dólares repartido de forma equitativa entre las víctimas.

“Respecto del derrotero que cada una de las víctimas ha seguido, los actores han sufrido de una manera importante desde que se cometieron los abusos, pero que recién se empiezan a racionalizar cuando aquellos fueron denunciados y la autoridad eclesiástica no hace nada”, establece el fallo judicial, que no deja dudas al responsabilizar a la Iglesia católica chilea de los actos de Fernando Karadima.

El pasado 27 de septiembre de 2018, el papa Francisco expulsó del sacerdocio a Fernando Karadima por los casos de abusos sexuales en la década del 80, la mayor condena dentro de la Iglesia católica. Karadima, de 88 años de edad, había sido suspendido de por vida de sus funciones por el Vaticano en 2011 tras ser condenado por abuso sexual a menores.

El prelado fue uno de los sacerdotes más influyentes entre la élite chilena y la Iglesia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here