La Comisión Nacional de los Derechos Humanos condenó los hechos de violencia acontecidos en la ciudad veracruzana de Coatzacoalcos, y expresó sus condolencias a los familiares de las 28 personas que fueron privadas de la vida y su solidaridad a las 9 más que resultaron heridas de gravedad.

La CNDH  exige a las autoridades de los distintos niveles y órdenes de gobierno una verdadera coordinación interinstitucional, pues solo así se conocerá la verdad de los hechos.

Menciona que conoció de los sucesos mediante notas periodísticas y portales informativos, exigiendo de las autoridades una investigación efectiva y exhaustiva para dar con los responsables, presentarlos ante la justicia y reciban el castigo que corresponda

También demanda de las autoridades la atención a los familiares de las personas fallecidas en lo que corresponde a la identificación de los cuerpos, así como todos los apoyos de servicios especializados para la apoyar a los deudos.

Dice la Comisión que desafortunadamente la paz no es una realidad para muchas personas en distintas regiones del país, donde factores como la violencia, la corrupción y la impunidad, han alterado las bases de convivencia entre las personas, cuestionando la validez y vigencia de las instituciones democráticas, así como del régimen de derechos humanos.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos se mantendrá atenta a la evolución de los acontecimientos y observará la actuación de las autoridades en favor de las víctimas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here